Gobierno de Chile - Ministerio del Medio Ambiente

Representatividad de las estaciones

La Ley sobre Bases Generales del Medio Ambiente (Ley N° 19.300, modificada por la Ley N° 20.417/2010, ambas del Ministerio Secretaría Regional de la Presidencia), estable en su artículo 32, la existencia de dos tipos de normas de calidad ambiental: primarias y secundarias. Las normas de calidad primarias, son aquellas normas de calidad ambiental que tienen como objetivo proteger la saluda de la población humana dentro del territorio nacional; las normas de calidad secundaria, tienen por objetivo proteger o conservar el medio ambiente o la naturaleza y son de caracter local y no necesariamente nacional.

Una definición más precisa de norma primaria y secundaria es la que se establece en artículo 2° de la Ley:

Norma Primaria de Calidad Ambiental: aquella que establece los valores de las concentraciones y períodos, máximos o mínimos permisibles de elementos, compuestos, sustancias, derivados químicos o biológicos, energías, radiaciones, vibraciones, ruidos o combinación de ellos, cuya presencia o carencia en el ambiente pueda constituir un riesgo para la vida o la salud de la población.

Norma Secundaria de Calidad Ambiental aquella que establece los valores de las concentraciones y períodos, máximos o mínimos permisibles de sustancias, elementos, energía o combinación de ellos, cuya presencia o carencia en el ambiente pueda constituir un riesgo para la protección o la conservación del medio ambiente, o la preservación de la naturaleza.

En materia de contaminación atmosférica, en Chile rigen 6 normas primarias de calidad del aire (MP10, MP2,5, CO, SO2, NO2 y O3) y 2 normas secundarias de calidad del aire (SO2 y MPS, esta última rige en el valle de Huasco, Región de Atacama). En el caso de las normas primarias, éstas establecen valores de concentraciones máximas de contaminantes en el aire asociadas al valor de la norma, propiamente tal, y valores de concentraciones máximas de contaminantes en el aire, asociados a situaciones de emergencia ambiental. En el caso de las normas secundarias, éstas únicamente establecen niveles de concentración de contaminantes en el medio receptor, asociados a la norma de calidad, propiamente tal, sin incluir valores asociados a emergencias ambientales.

Cada norma de calidad del aire, establece que para efectos de verificar el cumplimiento de las normas de calidad, las mediciones de contaminantes se deberán realizar en estaciones de monitoreo calificadas como de representatividad, ya sea poblacional (en el caso de ser normas primarias) o de recursos naturales (en el caso de ser normas secundarias). Esta calificación se debe realizar mediante Resolución del servicio competente, adjuntando para ello, todos los antecedentes técnicos que permitan verificar y asegurar que las condiciones de emplazamiento y características técnicas de los equipos, cumplen ciertas condiciones que aseguren que las mediciones registradas representan una condición general de la zona que se desea representar y no son reflejo de eventos particulares y aislados (como una industria que impacta directamente sobre la estación y no tiene impacto en toda la población de una ciudad), que alteren las mediciones.